• Editor

A raja tabla... Justicia!



Para Germán Estrada L.


Para que nuestra auto comprensión y el juicio que hacemos de las conductas de quienes tenemos a nuestro cargo se ajusten a mejores resultados, es necesario tener ideas claras sobre las palabras. Hay unas que usamos frecuentemente, pero podemos caer, lo menos, en conductas que contradigan el verdadero significado de lo que hacemos. La clarificación de conceptos nos lleva a la clarificación de nuestras conductas.

Una de esas palabras es Justicia. Pocas pueden llegar a tener la relevancia de ella. Es una aspiración que todos compartimos sobre todo si tenemos la responsabilidad de dirigir: no ser injustos.

Justicia es claro que no se da solamente en el ámbito jurídico. Para Platón cuando no cumplimos con lo que nos toca, con nuestra encomienda, no somos justos. Esto él lo aplica en primer lugar a nosotros mismos. Justo nos dice, es el que se da lo necesario para ser lo que es.

Hemos heredado más bien el punto de vista aristotélico: Dar a cada quien lo que le corresponde. Suum cuique tribuere, diría Cicerón.

¿Cómo debemos entonces comportarnos? En nuestras peticiones y deseo de justicia no podemos perder el punto de vista que summum ius, summa iniura: la justicia a raja tabla se convierte en la más grande injuria.

Necesario por eso no olvidar la compasión. Con ella podemos atemperar la fanática exigencia de justicia. Hacernos humanos, pues.

Mtro. Alfredo Pintos Aguilar

0 vistas
Contáctanos
  • Blanco Icono de YouTube
  • Facebook Clean
  • Flickr Clean

55 1232 9858