¿Qué podemos hacer cuando la vida nos reta?



Para todos aquellos que han perdido la fe


Quizá no estamos acostumbrados a ver la vida como un reto. Quizá vivimos con una actitud de burguesa autocomplacencia. Tenemos confort, tenemos suficiente dinero, tenemos gente que nos rodea y nos alaba, en una palabra, tenemos éxito. Cosas todas en las que he puesto mi fe y me han guiado en la vida. Vivo con confianza.


Una de las enseñanzas de lo que ahora en esta época de contingencia vivimos, es que todo lo que me ha dado seguridad en la vida, está en vilo. Todo puede desaparecer en un momento. Y entonces ¿qué queda de nosotros? ¿Dónde queda nuestra burguesa seguridad y autocomplacencia?


¿Son las anteriores afirmaciones exageradas? Lo que sucede es que no sabemos en qué momento puede llegar a nosotros la infección mortal. Nos protegemos y nos cuidamos, sí; pero ¿hay quien pueda afirmar con plena seguridad que está a salvo? La vida nos reta.


La vida reta pues nos está colocando ante la muerte que devela la verdad de nuestros afanes, las metas y objetivos que hemos perseguido


Estos pensamientos pueden llevarnos a la desesperación ¿qué nos queda entonces si percibimos desde la inseguridad lo huecos que puede ser que hayamos sido? Ante la verdad que viene, ¿cómo reaccionamos?, ¿a qué nos atenemos?


Sí, la vida nos reta porque con su compañía inseparable el final definitivo, nos lleva a los básicos en los que quizás alguna vez afincamos nuestra vida. Nuestra fe en lo intangible está siendo puesta a prueba. Fe que no infantilmente nos salvará del paso definitivo sino que sí nos puede dar el último consuelo porque pudimos abrazarnos a lo que no tiene límites ni fin, el absoluto.


KIEN

17 vistas
Contáctanos
  • Blanco Icono de YouTube
  • Facebook Clean
  • Flickr Clean

55 1232 9858